Empieza el verano, una nueva etapa


Para los que no sepan, los últimos 11 meses tuve un cambio en mi vida. Nació mi 3er bebé, dejé de trabajar. Tantas cosas pasan por la mente que te puedes desesperar.

Antes, cuando trabajaba para una empresa, no siempre podía ir o recoger a mis hijas de las fiestas infantiles. En el fondo pensaba que por qué las fiestas terminaban a las 6pm, por qué no podían terminar un poquito más tarde, o porqué muchas eran entre semana. Las mamás que trabajamos se nos complica porque no siempre te puedes salir puntual, o surge algo en la oficina y llegas cuando ya todas las mamás se fueron. Las veces que sí lograba llegar a las fiestecitas infantiles, escuchando la plática de esas mamás que “no trabajan” pensaba muchas cosas. ¿Cómo sería mi vida si yo no trabajara? ¿No se aburren, qué hacen todo el día?

Cuando siempre has trabajado para una empresa, volverte ama de casa puede ser un proceso difícil. Por un lado un shock, ya que estás acostumbrada a hacer mil cosas y por otro, no sabes si estás de vacaciones o cómo te vas a ocupar todo el día . Te comparto mis 10 recomendaciones para que este proceso no sea tan traumático y lo tomes con tranquilidad. 1. Da gracias a Dios. Disfruta a tu familia.

Es verdad, las cosas pasan por algo. Así sea un periodo corto de tiempo, disfruta a tu familia. Disfruta estar con tus hijos, platicar, escucharlos, jugar más con ellos. Llévalos a todas las fiestecitas infantiles y clases extras que te perdiste. Les encantará verte ahí!

2. En lo que son peras o manzanas, búscate una actividad.

Busca alguna actividad para que tengas una motivación extra. Algo que te guste o bien, algo que te cuesta trabajo y que lo logres hacer.

3. Haz eso que nunca tuviste tiempo de hacer.

Tenías mil fotos sin organizar? Es el momento de por fin ponerle orden y hacer los álbumes que siempre quisiste pero que no tenías tiempo. Arreglar algo en tu casa o remodelar es una muy buena terapia. Regala las cosas que ya no uses a alguien más. Ayuda a otras personas.

4. Sal con tus amigos y familia a los que tenías ganas de ver o háblales.

Ahora sí, por lo menos intenta hacer esos desayunos con amigas que tanto criticabas. Verás que es una muy buena terapia platicar con otras mamás o amigas y seguramente te vas a reír tanto como no lo habías imaginado. Visita más a tu familia, nada como estar con ellos!

5. Planea un viaje. Sola o en familia.

Lo que más me gusta! Investiga un lugar al que quieras ir, lo que hay y has tu itinerario. Aplica para vacaciones o paseos. A tus hijos les encantará ir contigo.

6. Aprende algo nuevo.

Este tiempo es muy bueno para aprender algo que no sepas. Puede ser un idioma, o meterte a clases de cocina, pintura, algún deporte, maestría, curso online o lo que quieras! Yo busqué algo que siempre odié, coser. Me compré una súper máquina y ahora quiero bordar hasta la correa del perro.

7. Has ejercicio.

No hay excusa. Ahora sí tienes tiempo, así que por lo menos media hora del ejercicio que sea. Yoga, correr, pesas, etc. Por lo menos, si vas a estar en casa, que te veas bien. La mejor manera de sacar estrés y sentirte súper todo el día.

8. No te amargues. Tú decides si quieres este de buenas o de malas.

Algunos días estaba de mal humor. No me acostumbraba a esta nueva vida. La situaciones no cambian tan rápido, así que si eso no lo puedo cambiar, lo único que sí puedo cambiar es, si yo quiero estar de buen humor o sentirme enojada. Mejor me pongo contenta y asumo lo que puedo hacer ante esta situación. Con enojarnos, no ganamos nada.

9. No es un fracaso.

Te puedes sentir rara estar en casa después de tanto tiempo de trabajar. Ésto no es un fracaso, es una oportunidad de vida que hay que valorar. No valen más las personas por su trabajo, estar en casa es mucho más trabajo que estar en una oficina, esto es real!

10. Trabajos hay muchos.

Puedes tener conflicto emocional si te gustaba mucho tu trabajo. Pero un día escuché algo que se me hizo lo mejor. Pueden haber mil puestos de Mercadotecnia en el mundo y miles de candidatos que los pueden ocupar, pero no hay nadie en el mundo mejor para el puesto de mamá de Isabella, Natalia y Emilio que yo.