Working Mom

Mamá Godinez

Bienvenidas a esta sección de Mamás Godinez. Mamás ¿qué?, Mamás Godinez! Somos todas aquellas mujeres que después de tener a nuestros bebés, por una u por otra razón regresamos a trabajar.


Qué tal cuando descubres que estás embarazada y todavía no lo quieres comentar con nadie de la oficina, te ha pasado?

Y hay mamás godinez de todas las edades y con hijos también de diferentes edades. Pero retomemos un momento tierno. Qué tal cuando descubres que estás embarazada y todavía no lo quieres comentar con nadie de la oficina, te ha pasado?

En algunos casos por temas personales de esperarnos los 3 meses a que nuestro embarazo sea más seguro. En otros, porque no sabes cómo lo va a tomar tu jefe. No sabes si en "la oficina" vean con buena cara que serán unos meses un poco diferentes para tí y para ellos.


El lado bueno


Y es que definitivamente, una embarazada, es y será una imagen de ternura y cuidados para los ojos de los demás. Y es que una vez que das la noticia, todo cambia, y cuando se te nota la panza, más. Cuando caminas o subes escaleras, ahora tus amigas o amigos, te toman del brazo para ayudarte, aunque tu no necesites ayuda, jeje. Todos los días, durante 9 te preguntan, cómo te sientes, cómo vas, si ya tienes todo, etc. y te lo preguntan diario!

Algo que se valora mucho es el tema de los antojos. Ahora sí puedes comer todo lo que quieras sin que nadie te vea feo. Te puedes dar el lujo de que te vean comer y no te vean como la que se la pasa comiendo. No! ahora eres la embarazada de la oficina y se entiende que si comes a diferentes horas del día, es porque estás embarazada y se vale. Ahora sí date el lujo de comer toda la garnacha que siempre quisiste sin culpa de ser mal vista. O comer muy sano y eso también será venerado. “Wow, con todo y que está embarazada, come super sano!” Siempre serás bien vista, aprovéchalo. Cómo disfruté mi panza de embarazada, me sentía totalmente orgullosa de mi mega panza. Es la época donde te puedes poner lo que quieras y te verás súper, estás embarazada.

Lo que es un poco tedioso, pero gracias a Dios ya mejoró, es el tema administrativo para la incapacidad. Ni modo, son trámites que se tienen que hacer si queremos disfrutar 3 meses sin ir a la oficina con goce de sueldo. Algo muy lindo es cuando tus compañeros se empiezan a organizar para hacerte el baby shower. Se les agradece el tiempo que se toman para hacerte sentir especial, y se les agradece los regalitos que le hacen a tu futuro bebé. La gente a tu alrededor, te tendrá consideraciones especiales, aprovéchalo porque no siempre estarán así. Si se te hace un poco tarde, nadie te ve tan mal o si te tienes que ir antes se entiende que es por que estás embarazada y algo tendrás que hacer. La gente no se enoja tanto o te tiene más paciencia.


El otro lado


Ahora platiquemos de algunas cosas que vale la pena que consideres. En muchos países, las leyes protegen a las embarazadas, así que si estás embarazada, en teoría no te pueden correr. Así que si estás estresada, relájate. Es una buena oportunidad para que tu jefe le baje 2 rayitas, jajaja. Los primeros meses puedes tener nauseas en la oficina, así que considera una ruta de llegada rápida al baño por cualquier cosa y avísale a quien más confianza le tengas, jeje. Ten un cambio de ropa en la oficina por cualquier accidente. También un par de zapatos planos, ya que después de algunas horas puedes estar más cansada que de costumbre. Si gozas de un buen lugar en la oficina y no tienes a nadie enfrente, usa tu bote de basura volteado para subir los pies, para no hincharte. No querrás que llegue la tarde y tú con pies de tamal. Trata de tomar mucha agua y estar activa en la oficina, no quedarte todo el día sentada, ya que sino, te sentirás super pesada al pasar el día.

Toma en cuenta, que durante el embarazo, tendrás citas cada mes con el ginecólogo, así que programa bien tus citas y avísale a tu jefe en el caso que sean en horario laboral. Si puedes, ponlas en un horario que no afecte el trabajo. Pueden surgir varias cosas y mejor guardar un permiso para cuando realmente lo necesites.


Y otras cosas


Conforme avanzan los meses, a la gente le entra preocupación de quién hará tu trabajo y si eso significa más trabajo para ellos. Ve revisando con tu jefe como cubrirán esa parte para que lo que tu puedas dejar desde antes listo, ayude a tus compañeros y no te odien.



Disfruta ser la consentida de la oficina!

Por todo lo demás, disfruta ser la consentida de la oficina. Checa si donde trabajas hay cuarto de lactancia para que a tu regreso puedas seguir con una lactancia exitosa. Revisa si donde es ese cuarto de lactancia hay conectores de luz para que sepas qué tipo de saca leche comprar, si de pilas o de enchufe de luz. También si hay un refri para que puedas guardar la leche materna. Este punto es importante para los godinez! Hay mamás que guardan su leche en el refri del área, donde conviven con el tupper de la comida de sus compañeros, el jugo de la mañana, el yogurt nutritivo, el refresco de alguien. Identifica bien tus botellas para que nadie las vaya a confundir, jeje.

Otra situación que te puede pasar estando en la oficina embarazada, es que da mucho sueño. Podría pasarte que estás a la mitad de una junta o una presentación, un director dando su plática de un tema y tu no puedas mantener los ojos abiertos. Es terrible!! pero no hay nada que puedas hacer, más que tomar de pronto un poco de agua o pararte, o bien, advertirle a tus compañeros que te parecen muy interesante sus conversaciones pero que simplemente, no puedes contener en algunos momentos el sueño. Y no se diga de las 500 veces que tienes que ir al baño, así que mejor acostúmbrate.

Son más las cosas buenas que malas para una mamá godinez embarazada, así que sácale provecho!